Sergiev PosadLa zona de Rusia conocida como “Anillo de Oro”, es un conjunto de ciudades que se encuentran ubicadas en los alrededores de Moscú. Se trata, en su mayoría, de ciudades con una historia rica, importantes monumentos y antiguas Iglesias. Una de ellas es la ciudad de Sergiev Posad.

Sergiev Posad es, hoy en día, un centro industrial destacado. Pero su popularidad de debe en mayor medida a uno de sus edificios más antiguos: el Monasterio de la Trinidad de San Sergio. Éste histórico monasterio está conformado por un conjunto de edificios medievales que se cuentan entre las construcciones más admirables de Rusia por su belleza.

EL monasterio debe su nombre a un monje oriundo de la ciudad vecina de Rostov que vivió durante el siglo XIV. San Sergio, tal el nombre del monje, construyó el imponente edificio junto a sus seguidores y fieles, el cual se convertiría en inspiración para la Catedral de la Asunción del Kremlin de Moscú.

El Monasterio debe su trascendencia histórica al hecho de haber jugado un papel de protagonismo durante momentos muy importantes de la historia del país.

Está rodeado por muros altos, y ésta condición lo convirtió en una gran fortaleza que sirvió , en el pasado, para repeler invasiones extranjeras en más de una ocasión. Una vez finalizada Revolución de Octubre en el año 1917, las nuevas autoridades al mando, ordenaron el cierre del convento y lo convirtieron en museo. Su función como monasterio sería restablecida al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

La riqueza arquitectónica del conjunto de edificios que lo componen se constituye como una especie de catálogo de exhibición de la historia de la arquitectura eclesiástica rusa. La Iglesia de la Santísima Trinidad, construida en el año 1442, es el edificio más antiguo del complejo. Luego encontramos la Iglesia del Descenso del Espíritu Santo, la cual data de 1476, y la Iglesia de la Asunción que es de mayor extensión. Construida con el estilo barroco moscovita, la Iglesia de San Sergio es el principal edificio del complejo. Finalmente, hallamos el campanario, fiel representante de la arquitectura del siglo dieciocho. La mayoría de las campanas de éste importante monumento histórico fueron destruidas por los bolcheviques.