Carelia entre fiordos e historia

Carelia entre fiordos e historiaCarelia es una región ubicada al norte de Rusia y dotada de una belleza fascinante que hace de ella un lugar de interés digno de entrar en el itinerario de tu recorrido por Rusia. Para que te vayas dando una idea, en el lago Ládoga podrás ver fiordos, esos increíbles paisajes tan típicos de Noruega.

Para quienes no los conozcan, los fiordos son entradas de mar provocadas por glaciares que dejan como resultado un bello paisaje de montañas separadas por una especie de río. Además de los fiordos, Carelia es una región con muchos lagos por lo que abundan los lugares para visitar si tu motivación es un paisaje de postal, en cambio si buscas lugares interesantes por tener  mucha historia, podrás encontrar sitios arqueológicos sorprendentes.

Un ejemplo de esto es Lajdenpojia, que es nada más y nada menos el lugar donde se ubicó el asentamiento más antiguo de los carelios, es más, fue aquí donde la etnia corelia pasó a convertirse en los que más tarde serían los carelios. Fue tan grande el asentamiento de los antiguos carelios en esta zona que las personas que actualmente habitan en esas tierras encuentran gran cantidad de restos arqueológicos y con mucha frecuencia, desde brazaletes de bronce hasta lanzas con punta de metal. Según el estudio de varios arqueólogos que han trabajado en este lugar, la mayoría de estos vestigios pueden llegar a datarse del siglo X.

Puedes incluir en tu recorrido turístico una visita al Lago Onega, un precioso lago con aguas cristalinas, que son incluso más limpias que las del lago Baikal. Este lago es el segundo más grande de Europa por lo que para la civilización carelia era uno de los lugares más importantes, aquí podrás ver la primera referencia al esquí de la humanidad. Se trata de un petroglifo tallado por los carelios de un hombre montando un esquí sumamente largo.