Parque NaturalRusia cuenta con una gran cantidad de sitios destinados a proteger el patrimonio natural: en total se suman 102 reservas naturales, 42 parques nacionales, y más de 12 mil parques naturales que se hallan bajo protección del gobierno federal y de las administraciones regionales. Éste número sigue en aumento debido a la labor llevada a cabo por el gobierno ruso en los últimos años.

Entre las reservas más importantes para visitar se encuentran:

 

La Reserva natural del Baikal, el lago más profundo del mundo, que cuenta con la mayor reserva de agua consumible. En el parque que lo rodea, se encuentran abundantes especies de animales y vegetales, algunas de ellas en peligro. Se permite la pesca controlada para atrapar al tímalo negro y otras especies que se encuentran en el lago.

Puede visitarse la reserva durante todo el año. Para alojarse, existen campings con precios accesibles y varias colonias turísticas y hosterías que lo recibirán muy amablemente.

Parque Natural 2La reserva natural de Kuznetski Alatau se encuentra hacia el sur de Siberia, y cuenta con un ecosistema único. Se trata de una selva en la cual crecen múltiples especies de árboles como los cedros, y se cruzan varios ríos cristalinos y de agua helada. También hay lagos que se alimentan de glaciares y aguas subterráneas. Es una reserva muy concurrida por los locales durante todo el año. Cuenta con senderos bien demarcados y casas que funcionan como refugio o alojamiento para quienes prefieran evitar el camping.

 

Una de las reservas nombradas Patrimonio Cultural y Natural por la Unesco es la Reserva natural del Altái. Siendo una de las más significativas, ésta reserva se halla rodeada por montañas y por el lago Telétskoie. El bosque salvaje cuenta con senderos rústicos, un millar de lagos con agua fría, y un increíble paisaje. El lugar es hogar de un animal que se halla en grave peligro de extinción, tanto como usted si se lo encuentra: la hermosa pantera o leopardo de las nieves.

 

Parque Natural 3La Reserva natural Kronotski fue una de las primeras zonas protegidas. Ubicada en la península de Kamchatka, es el lugar en donde se puede encontrar el volcán Kronotski, muchas cascadas, el valle de los géiseres (nombrado una de las “Siete Maravillas de Rusia”) y lagos con aguas termales.

La Reserva natural del Cáucaso también se incluye entre los monumentos naturales considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se halla cerca de la famosa y muy turística ciudad de Sochi, ciudad que alberga balnearios que son proveídos con agua de los ríos del Cáucaso.

Dentro de su territorio se encuentran los montes Kazbek y Elbrús, el punto más alto de Europa y meca de alpinistas provenientes de todas las latitudes.

Parque Natural 4La Reserva natural Gran Ártico, hogar del oso blanco, está formada por enormes desiertos árticos y tundra. Durante gran parte del año hay nieve, que solo desaparecerá durante un período pequeño de tiempo en el verano.

 

Kivach es la segunda cascada en tamaño en toda Europa, con una altura en su caída de casi once metros. Situada en el río Suma, se ubica a sesenta kilómetros de Petrozavodsk. Es una de las más elegidas por los turistas, promediando los treinta mil visitantes al año. El bosque que rodea a la cascada, es una reserva poblada por árboles de distintas especies entre los que se pueden nombrar las píceas, las hayas y los abetos. Se encuentran árboles con hasta 300 años de antigüedad. En el interior de la reserva también se hallan protegidas más de 42 especies mamíferas, 185 de aves, cuatro tipos de reptiles y cinco de anfibios.

 

Parque Natural 6Por último, la Reserva de la Biosfera de Katún se ubica en en el pueblo de Ust-Coxa. A principios del año 2000 se le adjudicó el título de reserva de la biosfera. Dentro de la reserva se encuentran aproximadamente 135 lagos. La riqueza de su flora la convierten en un territorio que exige especial protección para sus numerosas especies de plantas, mamíferos, aves, especies de reptiles y  peces que la habitan.

La visita a una reserva natural en Rusia es un paseo muy atractivo, en especial para los amantes de la naturaleza y de las actividades al aire libre. Pero es fundamental recordar que en éstos lugares se hallan miles de especies protegidas, y es necesario respetar a la naturaleza. Siga las indicaciones de los guardas forestales y respete los carteles indicadores. Asegúrese de traer un lindo recuerdo, fotografías únicas, pero no deje huellas negativas en su paseo por la naturaleza.