YaroslavCuando los ríos Volga y Kotorosl se unen, encontramos la histórica y bella ciudad de Yaroslavl, otra de las localidades que conforman el Anillo de Oro. Ubicada a unos 250 kilómetros de Moscú, Yaroslavl es un centro importante de comercio. Alberga numerosas iglesias que fueron construidas durante el siglo XVII. Cuando Catalina la Grande ordenó un programa de renovación urbana en el año 1763, fueron renovados sus edificios respetando el estilo neoclásico, y siguiendo un plan urbanístico con la peculiar forma de estrella. Algunos elementos históricos, como el Monasterio Spassky, fueron conservados.

El centro histórico de Yaroslavl fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La ciudad es importante históricamente también por haber sido cuna del primer teatro, el Vólkov, y de la primera librería fundada en Rusia.

La ciudad es también una representante paradigmática de la arquitectura religiosa ortodoxa y cuenta con más de cincuenta iglesias. Entre las más conocidas, podemos nombrar la catedral de la Transfiguración del Señor, considerada su mayor punto de interés cultural, la Iglesia del Profeta Elías, con su hermosa cúpula esmeralda, y la Catedral de la Asunción.

La ciudad posee además otras atracciones para el turista: una importante y variada oferta teatral, una excelente orquesta filarmónica, un planetario y un circo permanente. Es una ciudad muy importante y poblada, con varios centros de estudios superiores y un desarrollado sistema de transporte. También cuenta con aeropuerto y un puente ferroviario sobre el río Volga. Para el turista interesado en los deportes, especialmente el fútbol, la cuidad presenta el atractivo adicional de ser una de las sedes del próximo mundial de fútbol a desarrollarse en Rusia en el año 2018.

Yaroslavl es una ciudad preparada y bien dispuesta para recibirla visita de turistas, con una importante oferta hotelera y gastronómica, interesantes paseos, teatros y otras atracciones que la convierten en una atractiva opción fuera de los circuitos más tradicionales.