Plataforma petrolera rusaDesde la disolución de la Unión Soviética, el país ha sufrido grandes transformaciones en su economía, antes aislada y de planeamiento central, para pasar a estar integrada globalmente como una economía de mercado.  Con la excepción de los sectores energéticos y militares, gran parte de su industria se halla privatizada a partir de las reformas de los 90.

El sector privado se halla aún sujeto a intervenciones estatales.

En cuanto a la industria, mayormente se basa en la producción y exportación de materias primas tales como petróleo, gas natural, acero y aluminio. También se encuentran industrias menores que dependen del consumo interno. Muchas de las empresas líderes en exportación de éstos recursos a nivel mundial tienen su base en Rusia.

Ésto genera una dependencia del estado de la economía mundial, lo cual la hace vulnerable a las fluctuaciones y crisis económicas. En un mundo globalizado ésta situación es común a los países que se hallan integrados en el sistema económico, como es el caso de Rusia.

El sector de los servicios, representado por el comercio minorista, la publicidad y el turismo,  contribuye en gran parte al PBI y emplea a más de 45 millones de personas.

La agricultura ha perdido importancia, con sólo un diez por ciento de la fuerza laboral trabajando en ella.