La historia de Rusia como Estado es, además de extensa, complicada y con muchos vaivenes. Invasiones, guerras, cambios en la organización territorial y política abundan en el recorrido por su historia.

Realizaremos un repaso de los acontecimientos más importantes que llevaron a la nación al protagonismo mundial del que goza hoy.

Para encontrar las raíces de la historia rusa, debemos remontarnos al siglo IX con la formación del Rus de Kiev, cuya desintegración de debió a guerras internas pero también, en gran parte, a la invasión mongola. La invasión arrasó con el Rus de Kiev, aunque el principado de Nósgorov escapó de la ocupación. Ésta región se convertiría más tarde en el Principado de Moscú.

La desintegración del Imperio Mongol daría paso luego a la Horda Dorada, de la cual pasaron a depender gran parte de los principados del Rus de Kiev. La liberación de la influencia mongola llevaría más de un siglo.

En el período comprendido entre los siglos XIV y XVI, el Estado ruso continuó un proceso de centralización alrededor de Moscú, unificando todas las tierras ubicadas al Noreste de Rusia.