Metro San PetersburgoEl metro de San Petersburgo es una obra arquitectónica de gran belleza y valor arquitectónico e histórico. Durante su visita a la ciudad, usted debe visitarlo o realizar al menos un viaje en él para acercarse a la vida cotidiana de los habitantes.

Fue construido en la época estalinista, cuando la ciudad aún se denominaba Leningrado.

Su diseño se basó en el modelo moscovita. La Segunda Guerra Mundial postergó el proyecto, junto con dificultades dadas por la geografía de la ciudad (el río Neva y los ríos subterráneos). Para enfrentar éstas dificultades, sus túneles fueron construidos por debajo del río, lo cual lo convierte en el metro con mayor profundidad de todo el mundo: un promedio de 60 metros bajo tierra.La decoración de las estaciones más antiguas es apabullante y lujosa. Las estaciones construidas más recientemente fueron pensadas en función de su utilidad y practicidad.

Estacion KirovskiCuenta con cinco líneas y tiene la particularidad de sus “ascensores horizontales”: un andén que se separa de las vías por una pared. En ella, sus puertas metálicas sólo se abren cuando el tren arriba,  coincidiendo con las puertas del metro para posibilitar el ascenso de los pasajeros.

El metro es el transporte más utilizado por los habitantes de la ciudad y cuenta con varios métodos de pago. Uno es la ficha metálica o “Zethón” que se obtiene las cajas. También podrá adquirir una tarjeta plástica con diferentes cantidades de viajes. Ésta es un opción cómoda si usted va a movilizarse varias veces en metro durante su estadía.El metro de San Petersburgo funciona entre las 5.45 de la mañana y las 00.30 de la noche.