Hermitage de NocheSan Petersburgo posee una variada oferta de Museos de todo tipo: históricos, de arte, científicos, entre otros más particulares.

En ocasiones, además de recorrer sus galerías admirando las obras y objetos que se exhiben, usted podrá disfrutar de la excepcional arquitectura a la que los edificios de San Petersburgo nos tiene acostumbrados.

Uno de los más importantes y representativos de la ciudad y quizás de toda Rusia es el Museo del Hermitage, el cual cuenta con una de las pinacotecas más abundantes del mundo.

 

Es un museo de objetos históricos, antigüedades y pinturas. Se compone de seis edificios ubicados frente al Río Neva. El más importante de ellos es el famoso Palacio de Invierno, que funcionó en el pasado como residencia de los Zares. Se exhiben en él más de tres millones de piezas entre pinturas, objetos de arte antiguo, numismática, arte prehistórico, arte oriental, entre otras temáticas.

Museo de Arte RusoEntre las pinturas más famosas que se exhiben en el museo, encontramos “Los Apóstoles Pedro y Pablo” de El Greco y dos obras de Rembrandt: “El Sacrificio de Isaac” y “La Sagrada Familia con Ángeles”.

También se encuentra el Museo del Arte Ruso, que cuenta con la mayor colección de la historia del arte realizado en Rusia desde sus orígenes y pasando por cada época histórica. Se incluyen pinturas, esculturas, dibujos y grabados. Las colecciones se exhiben distribuidas entre sus dos edificios.

En el Palacio Mijáilovskii se halla la colección principal de arte clásico, mientras que para conocer lo realizado entre finales del siglo diecinueve y principios del siglo veinte, hay que dirigirse al Bloque Benois.

Por su parte, el museo de artillería es un viaje por la historia militar de Rusia.

Especialmente indicado para quienes gusten de las armas y la historia bélica. Se encuentran objetos de todas las épocas: desde armas provenientes de la edad de piedra, hasta el coche blindado que trasladó a Lenin desde Finlandia. Cuenta con una patio con tanques y todo tipo de armas que pueden observarse sin entrar al museo.

Biblioteca en la casa Museo PushkinTambién existen los museos creados en los edificios en los que desarrollaron sus vidas grandes artistas de la historia rusa. Es el caso del “Museo Dostoyevski”, ubicado en el apartamento en el que el gran escritor vivió sus tres últimos años. Allí se exhiben cartas y documentos personales, objetos que le pertenecieron y una colección de ilustraciones realizadas para sus obras por parte de pintores de los siglos XIX Y XX.

También entra en ésta categoría la “Casa Museo de Pushkin”, última morada del artista que se conserva tal cual la dejó, con todos sus objetos, biblioteca y muebles.

San Petersburgo posee una variada oferta de Museos de todo tipo: históricos, de arte, científicos, entre otros más particulares.

En ocasiones, además de recorrer sus galerías admirando las obras y objetos que se exhiben, usted podrá disfrutar de la excepcional arquitectura a la que los edificios de San Petersburgo nos tiene acostumbrados.

Uno de los más importantes y representativos de la ciudad y quizás de toda Rusia es el Museo del Hermitage, el cual cuenta con una de las pinacotecas más abundantes del mundo.

 

Es un museo de objetos históricos, antigüedades y pinturas. Se compone de seis edificios ubicados frente al Río Neva. El más importante de ellos es el famoso Palacio de Invierno, que funcionó en el pasado como residencia de los Zares. Se exhiben en él más de tres millones de piezas entre pinturas, objetos de arte antiguo, numismática, arte prehistórico, arte oriental, entre otras temáticas.

Entre las pinturas más famosas que se exhiben en el museo, encontramos “Los Apóstoles Pedro y Pablo” de El Greco y dos obras de Rembrandt: “El Sacrificio de Isaac” y “La Sagrada Familia con Ángeles”.

También se encuentra el Museo del Arte Ruso, que cuenta con la mayor colección de la historia del arte realizado en Rusia desde sus orígenes y pasando por cada época histórica. Se incluyen pinturas, esculturas, dibujos y grabados. Las colecciones se exhiben distribuidas entre sus dos edificios.

 

En el Palacio Mijáilovskii se halla la colección principal de arte clásico, mientras que para conocer lo realizado entre finales del siglo diecinueve y principios del siglo veinte, hay que dirigirse al Bloque Benois.

Por su parte, el museo de artillería es un viaje por la historia militar de Rusia.

Especialmente indicado para quienes gusten de las armas y la historia bélica. Se encuentran objetos de todas las épocas: desde armas provenientes de la edad de piedra, hasta el coche blindado que trasladó a Lenin desde Finlandia. Cuenta con una patio con tanques y todo tipo de armas que pueden observarse sin entrar al museo.

También existen los museos creados en los edificios en los que desarrollaron sus vidas grandes artistas de la historia rusa. Es el caso del “Museo Dostoyevski”, ubicado en el apartamento en el que el gran escritor vivió sus tres últimos años. Allí se exhiben cartas y documentos personales, objetos que le pertenecieron y una colección de ilustraciones realizadas para sus obras por parte de pintores de los siglos XIX Y XX.

También entra en ésta categoría la “Casa Museo de Pushkin”, última morada del artista que se conserva tal cual la dejó, con todos sus objetos, biblioteca y muebles.