La Casa de Culto Kenassa en Simferopol

Crimea es un lugar sorprendente por el hecho de que en él, vivían representantes de diversos grupos étnicos, como griegos, escitas, sármatas y tártaros. Pero sólo pocos de ellos siguen viviendo en la península Caraítas, así como los seguidores particulares del judaísmo. La casa de culto llamada “kenassa”, posee diferentes núcleos en grandes ciudades de Crimea y son conocidos por tener estructuras únicas. Pero lo más hermoso y sorprendente de la casa de culto kenassa en Simferopol, es el edificio que está situado en la calle Caraíta, pues inmediatamente llama la atención por su apariencia inusual, el cual tiene una mezcla de estilos arquitectónicos bizantinos, góticos y moras.

En la casa de culto kenassa ubicada actualmente en el centro de Simferopol, es un lugar muy vivo, y fue construido a finales del siglo pasado. Fue erigido junto a las antiguas kenassas que estaban en construcción porque simplemente ya no se adaptaban a los fieles. Esto no es sorprendente, después de todo, la comunidad ha crecido y se ha ampliado el número de caraítas en la ciudad de una manera espectacular. Kenassa fue construida gracias a los fondos donados por los propios creyentes. Esto ocurrió en 1889, cuando los representantes de la comunidad apelaron al gobernador de Tauris que les permitiera construir una nueva casa de culto, ya que el antiguo lugar fue convertido en hacinamiento.

La construcción se empezó a programar y de tal manera progresó. Ya para el año 1896 el edificio estaba dispuesto a aceptar a los fieles. Además de la función directa de una casa de culto, Kenassa posee otras funciones sociales de gran importancia. Había un coro establecido por la Escuela de niños de Caraíta.

Después de la Revolución de Octubre de 1917, la casa de culto pasó por un momento difícil. Posteriormente, en 1930 cerró sus puertas.

En 1942, la casa de culto abrió nuevamente. Pero después de la Segunda Guerra Mundial, todas las casas de culto de Kenassa fueron detenidas, igual que todos monumentos culturales en Rusia, esa casa fue ocupada por uno de los más populares periódicos de Bolchevique “para la realización de actividades contrarrevolucionarias”. Durante mucho tiempo la casa de oración en Simferopol estuvo cerrada hasta el siglo 21, donde se llevó a cabo el primer culto de Caraíta después de tanto tiempo. El lugar posee una mezcla ecléctica de estilos de diferentes épocas que se pueden visitar en el interior. Aunque la decoración interna fue gravemente dañada durante la era soviética, lo poco que se mantuvo, puede ser observado en la actualidad.

La casa de culto Kenassa ubicación

Dirección: Simferopol, str. Karaite, 6. Cómo llegar: La casa de culto Kenassa está a 300 metros del convento de Santa Trinidad del centro de la ciudad a menos de 10 minutos si se va a pie. La parada más cercana es “Str. Cáucaso”.