Estatua de Pedro el GrandeEl orden se restauraría recién con la llegada de la Dinastía Romanov en 1613. Su dominio se extendería por muchos años, finalizando con la Revolución Rusa en 1917.

El gobierno de Pedro I, apodado “El Grande” (1672-1725) fue fundamental para que el país se adapte al sistema de estados europeo. La nación creció enormemente en extensión geográfica, concentrada más en el campo que en las ciudades. La economía se basaba mayormente en la agricultura.

Es conocido el interés y curiosidad de Pedro por los avances de la parte occidental del mundo, tanto en los planos bélico, político y tecnológico. Ésto lo convirtió en un investigador de las tácticas militares, y en el primer gobernante ruso que visitó Occidente.

Se convirtió en Emperador y Zar en 1721, y Moscovia tomó el nombre oficial de Imperio Ruso y fue reorganizado según el modelo occidental. Así, Rusia se transformaría en un estado absolutista. Durante el gobierno de Pedro el Grande, se triplicó la recaudación de impuestos, fundó San Petersburgo y su Academia De Ciencias, inició la incorporación de la Iglesia Ortodoxa a la administración como una herramienta estatal y preparó los cimientos para Rusia como Estado Moderno.