La increíble historia de la calle Tverskaya.

Delante del Kremlin y la Plaza Roja se encuentra la gran calle Tverskaya. Una importante calle que desde el siglo XII ya conectaba Moscú con la ciudad de Tver, y era el centro de la vida social en la capital.
En la actualidad Tverskaya es una calle ancha y repleta de enormes edificios de estilo Stalinista, tiendas y bancos.

6

Para el turista, a primera vista  puede parecer una calle principal cualquiera, de esas que podemos encontrar en el centro de todas las ciudades modernas. Sin embargo Tverskaya esconde una historia especial…

Todo comenzó en el año 1935 cuando se implantó el Plan General de Reconstrucción de Moscú para reformar la ciudad y que tuviese un aspecto más socialista.

Iósif Stalin decidió que se debía ampliar la calle Tverskara, pues debía de ser lo suficientemente ancha como para poder albergar los imponentes desfiles militares sovieticos.

Así que se dibujaron dos lineas rojas a ambos lados , marcando el territorio y la distancia a la que debia ser ensanchada la calle. Todos los edificios que interferían debían ser destruidos o desplazados.

Sí, han leido bien, desplazados. Eran las ordenes de Stalin. Como ven en la Unión Soviética las cosas se hacían de otra manera.

 Para ello empezaron a construir un complejo sistema de estructuras debajo de los edificios,  en las que diseñaron doce largos canales para implementar vigas, y luego railes.  El edificio debía de ser movido a través de los railes con la ayuda de una especie de patines gigantes que colocaban debajo del edificio y lo hacían rodar en la dirección deseada.

Como es de suponer, los inquilinos estaban aterrorizados… ¿Cómo iban a mover el colosal edificio  donde vivían y que pesaba 23.000 toneladas? “Se derrumbará y moriremos todos”, pensaban algunos.

Así que el gobierno dio deliberadamente una fecha erronea para tranquilizarles, la fecha era tan lejana que los habitantes ya pensaban que tales desplazamientos no iban a tener lugar, pues al fin y al cabo el plan era disparatado.

Como resultado, el 4 de marzo de 1939 a las 2:40 de la madrugada,  mientras todos dormian, un elevador de 20 toneladas fue colocado debajo del edificio y el plan se llevó a cabo:  desplazaron 50 metros el primer edificio mientras sus 500 vecinos dormían placidamente.

Cuando la gente despertó no se lo podían creer. El edificio numero 6, de cuatro pisos de altura, estaba ahora situado 50 metros más atras… El movimiento por los railes había sido tan suave y fluido que ni siquiera se despertaron. Dicen que incluso una niña de 6 años había construido una torre de bloques de juguete la noche anterior, y a la mañana siguiente la torre seguía en pie intacta.

Despues de ese suceso, cuando la gente pudo ver que el proceso era seguro, se empezaron a mover más y más edificios, en total una treintena de bloques cambiaron de lugar y otros tantos fueron derribados, pero el objetivo de ensanchar la calle Tverskaya finalmente fue cumplido.

1477