La verdad sobre el frío en Rusia

frio-rusiaMuchas veces hemos oído de algún conocido que en Rusia el frío es insoportable y que el clima es tan hostil que no se entiende cómo puede sobrevivir la gente de ese país. Pues bien, la verdad es que el clima de Rusia no es hostil ni mucho menos inhabitable como veremos a continuación.

Es innegable que cuando escuchamos el nombre “Rusia” se nos viene a la mente un país muy frío cuya gente lleva gorros acolchados todo el día. Si bien es cierto que una tercera parte del país está en el Círculo Polar Ártico, la gran mayoría de ciudades rusas tienen clima templado. En realidad, el verano de la zona europea de Rusia se asemeja mucho al verano en el resto de las ciudades europeas.

Ahora bien, no podemos negar que el invierno ruso es bastante frío, pero es bueno recalcar que esas condiciones sólo se presentan durante el invierno, puesto que el resto del año uno puede caminar como lo hace en su país de origen tranquilamente. Ahora bien, ni siquiera el invierno llega a ser la pesadilla que nos hacen imaginar muchas personas desinformadas, puesto que los rusos ya se han adaptado perfectamente al frío de esta estación y llevan sus actividades normalmente. En ese sentido, los abrigos rusos están perfectamente acolchados para pasar por el invierno sin tan siquiera sentir incomodidad. Ahora, cada edificio ruso cuenta con calefacción interna, por lo que una vez llegados a un edificio podemos quitarnos los abrigos y caminar de manera normal por las instalaciones.

Existen mitos muy generalizados, como que Rusia es un país inseguro (cosa que sólo es verdad en zonas como Chechenia) o que los rusos tienen muy mal carácter (cosa falsa puesto que los rusos son muy hospitalarios y les encantan las visitas a sus hogares). Así, que Rusia sea un país parecido a la Antártida todos los días del año no es más que una exageración producto de los estereotipos; le animamos a sentir la realidad por cuenta propia. Eso sí, lleve su abrigo en invierno si tienes pensado visitar Rusia, hacer el paseo por el centro historico de Moscú, viajar a San Petersburgo o a otras ciudades rusas, porque todo invierno es frío, pero no tanto como pensabamos en un principio.