Los bosques de Komi

Los bosques de Komi

Si viajamos al  norte de los Montes de los Urales nos encontraremos con la región de Taiga, una zona que, haciendo honor a los estereotipos de las grandes extensiones rusas, cuenta con nada menos que 32.000 kilómetros cuadrados, es decir, el tamaño de Bélgica. Esta región es una de las zonas naturales más importantes de todo el país, de hecho fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y tiene la virtud de haber sido la primera región en ostentar dicho título en Rusia. Ahí en Taiga se encuentran los bosques Komi, unas preciosas e impresionantes zonas de abetos y alerces que se extienden a lo largo de la región tiñéndola de un verde vivo, un paisaje como muy pocos en todo el mundo. Una de las principales virtudes de estos bosques es que son una de las pocas zonas en el planeta que aún se mantiene virgen, es decir, que el hombre todavía no ha modificado. Lo mejor de todo es que si viajas a Rusia puedes conocer esta región ya que desde hace algunos años se ha venido desarrollando el ecoturismo, y son varias las excursiones por Rusia que ofrecen una visita a esta región.