Monumento a las mujeres trabajadoras

Monumento a las mujeres trabajadorasEntre 1941 a 1945 el Ejército Rojo se enfrascó en un período de cruentas batallas contra los soldados nazis, que marcaron el inicio de la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. Durante estos años, los hombres debían hacer servicio militar obligatorio y eran enviados a los campos de batallas para enfrentarse al enemigo alemán, lo que conllevó a una fuerte escasez de hombres sin precedentes en la mayoría de ciudades rusas y ante esa situación las mujeres debieron ocupar cargos de trabajo y hacer labores que hasta entonces eran dedicados a la fuerza de trabajo masculina. Aproximadamente a unos 25 kilómetros de Riazán se yergue un pedestal de casi 15 metros de altura sobre el cual descansa un antiguo tractor en homenaje a todas estas mujeres que tomaron las riendas en un momento tan importante para el país y evitaron un estancamiento económico. El tractor del monumento fue conducido por Daria Gármash, ella se encargaba de promover competiciones entre las brigadas de mujeres que conducían tractores para quien alcanzara el rendimiento más alto. Además fue administradora de la agricultura de Riazán durante los años sesenta. Y el tractor por sí solo ya constituye una pieza de museo, ya que es un modelo Universal-2, con un motor de combustible de petróleo con potencia de veintidós caballos y velocidad máxima de ocho kilómetros por hora.