Turismo gastronómico en San Petersburgo

Turismo gastronómico en San petersburgo

El tradicional e histórico Restaurant Palkin.

En los últimos años se ha utilizado mucho la gastronomía como excusa para conocer lugares. La idea es comprender a través de los sabores locales algo nuevo sobre la cultura y la idiosincrasia de la población.

El turismo basado en oferta gastronómica y culinaria ha cobrado especial relevancia en los últimos años. Mundialmente, cada vez son más las ciudades que se ofrecen como destino para quienes desean saborear los platos representativos de cada lugar. Y Rusia forma parte de éste movimiento. Así, se fomenta la realización de festivales en los que se celebra cierto platillo, como el Festival del Eperlano o Koriushka que se realiza en San petersburgo. El eperlano es un pescado pequeño, el predilecto de los habitantes de la ciudad, y se ha convertido en uno de sus símbolos gastronómicos. La festividad se realiza cada año durante el mes de mayo y congrega a locales y turistas.

También se fomenta la instalación de restaurantes cuyos menúes rescaten los sabores característicos de la zona, aunque también se hallan lugares con mucha historia y tradición. Hay numerosos locales que ofrecen la posibilidad de degustar diferentes preparaciones de caviar, cangrejo Kamchatka, entre otros. También hay restaurantes modernos que ofrecen nuevas interpretaciones de recetas tradicionales, aportando un poco de frescura a la oferta gastronómica.

Otra forma original de incentivar el turismo gastronómico es ofrecer tours en San Petersburgo que incluyen clases de cocina para que el turista aprenda la forma particular de cocinar de la ciudad visitada. Se trata de clases de pocas horas que le permitirán acercarse de una manera diferente a la cultura rusa, y le permitirán llevarse un gran recuerdo para compartir una y otra vez con sus seres queridos cuando vuelva a su ciudad.

Hacer un recorrido gastronómico por San Petersburgo durante su viaje a Rusia sin duda será una experiencia inolvidable, que le permitirá experimentar la ciudad con todos los sentidos.